lunes, 13 de agosto de 2012

8

que hago con mi pelo??

Buenos días!!!!

Después de un finde de no parar de comidas familiares, ya estoy ganduleando en el apartamento de la playa!!! Este año nos quedamos sin viajecito, pero es que la luna de miel está a la vuelta de la esquina!! ;)

Por lo pronto mis únicas metas van a ser encontrar un hueco en la playa y no pelearme demasiado con mi pelo mediterráneo (al más puro estilo del anuncio de Paz Vega ;). Mi pelo... ay mi pelo!!! Eso de no tenerlo ni liso ni rizado muchas veces es una ventaja, pero en la playa... Patri suele dejar paso a Tina Turner!! jajaja Vale, soy una exagerada, pero mis grandes aliados son las diademas, gomas, mil horquillas y algún que otro sombrero.

Así que al ver en el blog de Paula Echevarría sus últimos looks playeros veo que no soy la única... 
He aquí la prueba!!

Venga contadme, cuáles son vuestros truquillos para domar vuestro pelo en la playa??
Yo hoy, me bajo a la playa con sombrero! ;)

8 comentarios:

  1. A mi me resulta imposible dominarlo!! Así que opto por los sombreros, me cortaría el pelo encantada, pero no me atrevo y me arrepentiré seguro...el tema de las cintas no acaba de convencerme!!,
    Besos y buen lunes
    Elena

    ResponderEliminar
  2. Sombrero, trenzas, moños... sin duda!

    ResponderEliminar
  3. yo soy de las que sale del agua y se peina...jajaja!! si hija si, pero es que si me peino, le echo el líquido del pelo para el agua del mar, después se me seca mono!

    http://www.rebuscandoenelarmario.com

    ResponderEliminar
  4. siempre con coleta!!!


    Bruna presenta un adelanto de su próxima colección.... http://tiendabruna.blogspot.com
    www.tiendabruna.com

    ResponderEliminar
  5. Un moño bien apretado siempre!

    ResponderEliminar
  6. yo normalmente estoy todo el dia con la diadema jajaj!

    ResponderEliminar
  7. la pinza de los chinos! jeje es lo mejor

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por aquí!!! =)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

lilaygris Copyright © 2014 Design by Ana Sanchez Aubrey and me